Exceso de sudoración

La hiperhidrosis plantar, definida como el exceso de sudoración en los pies, es motivo de consulta frecuente en podología.

En muchas ocasiones supone un gran complejo personal y social, sobre todo si de ella deriva una bromhidrosis (mal olor de los pies) o una infección bacteriana.
Lo más importante es prevenirla, siempre que se derive del uso de calcetines o calzado inapropiado. La higiene diaria, el uso de calzado transpirable, cambio de calcetines diario y que éstos sean de fibras naturales, así como el uso de productos astringentes y antisépticos pueden ayudarnos a evitar sufrir esta alteración de la sudoracion.
 Sin embargo, puede que la hiperhidrosis se deba a una alteración de mayor nivel. Puede deberse a un mal funcionamiento del sistema nerviosos simpático, o estar asociada a determinadas patologías como el hipotiroidismo, la obesidad, al consumo de ciertos fármacos o la diabetes.
Hay que tener en cuenta que no siempre el exceso de sudoración significa padecer esta patología. El sudor interviene en el proceso fisiológico y necesario de la termorregulación, y cada persona tendrá unos niveles de sudoración acordes con la necesidad de su cuerpo. Sin embargo, si al acabar tu día sientes los pies mojados, crees que te sudan más de lo que deberían, el calcetín y el interior del calzado está húmedos y te huelen, deberías ponerte en mano de profesionales lo antes posible.
En Clínicas del Pie Pasito a Pasito determinaremos la causa, te daremos pautas preventivas e instauraremos el tratamiento más adecuado para solucionar tu problema.

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.